Un tratamiento para la tendinitis debe adecuarse al paciente y tratar la zona lesionada. La fisioterapia es una solución muy eficaz para este tipo de molestia, que puede sanar con paciencia y con el tratamiento adecuado.

Qué es la tendinitis

La tendinitis se produce por la inflamación de una zona tendinosa o en el propio tendón de un músculo. Esta inflamación provoca un dolor, que en ocasiones puede ser muy intenso, si aplicamos un tratamiento adecuado, incluyendo técnicas de fisioterapia, la recuperación puede ser completa.

Por qué se produce una tendinitis

A pesar de ser un dolor muy identificable, una tendinitis puede tener varias causas, entre las que se encuentras las siguientes como las más comunes:

  • Posturas incorrectas que provocan lesiones en los tendones.
  • Ejercicios realizados de una forma incorrecta y que afectan a los tendones y músculos
  • Malas prácticas antes y después de hacer deporte, normalmente relacionadas con las rutinas de calentamiento.

Tratamiento para la tendinitis

La tendinitis se pude tratar de diferentes maneras. Cabe destacar que no debemos confundir la tendinosis con la tendinitis. En la tendinosis no existe inflamación, al contrario que en la tendinitis, por tanto, en caso de tendinitis nos ayudará tomar un antiinflamatorio, no así si lo que sufrimos es una tendinosis.

Es importante saber que la recuperación de una tendinitis es lenta, debido a que los tendones son una parte del cuerpo muy delicada, y además, estamos obligados a hacer ciertos gestos que ralentizan la recuperación, sin embargo, se puede conseguir una recuperación completa por medio de la fisioterapia.

Estos son los tratamientos habituales cuando tratamos un caso de tendinitis:

  • Punción seca: Esta técnica se aplica en los puntos del músculo considerados hiperirritables. Por medio de la punción seca relajamos la zona muscular por completo, incluyendo el tendón.
  • Vendaje funcional: Como decíamos, muchas veces los movimientos habituales que realizamos ralentizan la recuperación, los vendajes funcionales inmovilizan en gran medida la zona afectada, haciendo que el tendón pierda movilidad y se recupere mucho antes.
  • Kinesiotaping: Las tiras de colores que se utilizan para el kinesiotaping activan la circulación sanguínea, de esta forma la inflamación aparecida en el tendón se reduce.

El tratamiento para la tendinitis debe adaptarse a la dolencia de cada paciente. Es cierto que en la mayoría de los casos se parte de una inflamación en uno de los tendones, pero la recuperación depende de cada caso.

Si quieres trabajar con un software médico específico para clínicas de fisioterapia, en Clinic Cloud encontrarás la mejor solución para tu clínica.