Conocer qué es la hiperlaxitud nos permite llevar a cabo un diagnóstico adecuado, y atajar los problemas que pudiera generar este exceso de movilidad. 

Es importante, cuando analizamos qué es la hiperlaxitud, conocer sus características y su grado en cada paciente, debido a que la hiperlaxitud se puede presentar en muy diferentes grados, afectando así de varias formas a cada paciente. Cuando un problema de hiperlaxitud se agrava, podemos atenuar sus consecuencias negativas mediante un tratamiento de fisioterapia, en el que ayudemos al paciente a minimizar las consecuencias negativas de la hiperlaxitud en el organismo.

Qué es la hiperlaxitud

La hiperlaxitud es una circunstancia en la que una articulación del cuerpo adquiere una excesiva movilidad. Normalmente, cuando hablamos de problemas de movilidad en articulaciones, solemos hacer referencia a la falta de movilidad, rigidez, etc., sin embargo, la capacidad de movimiento de una articulación es finita, y por tanto, el exceso de movilidad también puede suponer un problema, es a este exceso de movimiento lo que llamamos hiperlaxitud. 

El nombre de esta dolencia tiene su origen precisamente en la excesiva laxitud que ofrecen los ligamentos en la zona articular, y que por tanto, permiten hacer movimientos más amplios de lo que es común en estas zonas del cuerpo.

En un principio, la hiperlaxitud no tendría por qué suponer un problema para nuestra salud, debido a que no restringe o dificulta ninguno de nuestros movimientos, sin embargo, un exceso de movilidad en los tendones, puede traer consecuencias nocivas. 

Las consecuencias de la hiperlaxitud

La hiperlaxitud puede tener consecuencias graves para la salud, las más importantes son las siguientes.

  • Tendinitis. Una de las consecuencias de la hiperlaxitud es que el tendón es sometido a un esfuerzo mayor, y por tanto se pueden producir casos de tendinitis, debido al esfuerzo normal de la articulación.
  • Dislocaciones y esguinces: Cuando el movimiento es muy exagerado, podemos llegar a provocar tanto esguinces como dislocaciones, debido a que el hueso es sometido a una tensión excesiva.
  • Lumbalgias: En ocasiones es la zona lumbar la que se ve afectada por un exceso de elasticidad.
  • Hernias: También las hernias se asocian a casos de hiperlaxitud, provocadas por el esfuerzo al que podemos llegar a someter al cuerpo. 

Para tratar la hiperlaxitud en pacientes, el fisioterapeuta podrá llevar a cabo ejercicios específicos y estiramientos, así como ejercicios especiales de calentamiento, siempre que el paciente vaya a hacer deporte.