La fisioterapia trata todo tipo de lesiones producidas en tejidos. El objetivo es conseguir que la zona afectada se recupere por completo, evitando posibles problemas de movilidad, dolor crónico, etc. Estas son las lesiones más comunes en fisioterapia y las terapias que se utilizan para su rehabilitación. 

Patologías musculares

El conjunto de patologías musculares es el grupo de lesiones más habituales en fisioterapia. En este caso incluimos contracturas, sobrecargas, roturas fibrilares, etc. 

La fisioterapia muscular permite reducir los tiempos de recuperación, actuando directamente sobre el tejido muscular dañado. También se pueden llevar a cabo tratamientos preventivos, en personas cuya actividad habitual puede poner en riesgo la estabilidad de ciertos grupos musculares. 

Patologías de la columna vertebral

Las dolencias relacionadas con la columna vertebral también son muy comunes en clínicas de fisioterapia. La columna vertebral es una de las zonas más delicadas del cuerpo, y cualquier lesión en esta zona se puede complicar si no es tratada a tiempo. 

Las cervicalgias, las dorsalgias, las lumbalgias o las hernias discales se pueden tratar mediante fisioterapia, como parte de un plan de rehabilitación que permita sanar por completo la zona afectada. 

Lesiones articulares

El tratamiento de lesiones articulares también está muy presente en las clínicas de fisioterapia. Habitualmente se llevan a cabo tratamientos que tratan de sanar los tendones, aunque también se puede actuar en el tejido óseo. 

Las lesiones articulares son muy comunes en personas de cierta edad y en deportistas, la fisioterapia ofrece distintos tratamientos, que se adaptan por completo a las necesidades de cada paciente. 

Fracturas y contusiones

Habitualmente asociamos la fisioterapia a las lesiones musculares, sin embargo, también existen tratamientos muy efectivos en relación al tejido óseo. 

Para actuar en casos de fracturas y contusiones, la fisioterapia dispone de diferentes métodos con los que conseguimos reducir los plazos de recuperación. Los dolores provocados por contusiones y golpes también pueden ser tratados con eficacia por la fisioterapia. 

Artrosis y artritis

Las enfermedades relacionadas con la reumatología también se pueden tratar mediante fisioterapia, disminuyendo las consecuencias de estas dolencias. Tanto la artrosis como la artritis pueden generar un dolor crónico, que si no se trata irá aumentando con el tiempo. Al contrario, si nos sometemos a un tratamiento eficaz, podemos conseguir que el dolor remita, mejorando nuestra calidad de vida. 
En Clinic Cloud hemos creado un software específico para empresas de fisioterapia, con el que podrás gestionar todos los aspectos de tu clínica.